miércoles, 23 de enero de 2019

EL COLLAR. UN ITINERARIO VOCACIONAL


IREMOS DANDO A CONOCER  ALGUNOS OBJETOS SIGNIFICATIVOS QUE PERTENECIERON A NUESTRA COFUNDADORA. 


Cuando la vigilia del día de la Purísima de 1874 inició el noviciado con las Rvdas. MM. Concepcionistas de la Villa de Tremp, la Rvda. M. María Manuela de San Tadeo (en el siglo Manuela Colomina y Agustí), entre sus pocas y sencillas pertenencias, pudo entregar como sencilla dote, entre algunas pertenencias y diferentes bienes agrícolas, este collar de oro que heredó de su madre, que había fallecido años antes y que era un bien familiar.

La Providencia quiso que al mes volviese enferma a la casa familiar y que guiada por su querido Rvdo. P. Joseph Manyanet, S.F., guiase su vida a su nueva fundación de la mano de la Rvda. Madre Ana M.ª Janer, ya como la Rvda. Sor María Encarnación Colomina, S.F., donde en el momento de su profesión religiosa, vestida de novia y con una corona de flores en su cabeza y con este collar familiar al cuello, como única pertenencia, ante la Madre Janer y el Padre Manyanet, el 23 de abril de 1879, se consagró como Hija de la Sagrada Familia y poco después será la Priora de la Casa y Noviciado de Sant Andreu de Palomar (Barcelona) hasta que es expulsada tras los hechos del Capítulo General de Talarn de 1880; el día de San José pierde su condición de superiora, siendo expulsada, marchando del convento sin poder recuperar sus bienes personales, que habían sido entregados años antes como su dote y que guardaba, como encargada de ellos, la Madre Massanés que se negaba a hacerlo, alegando que ya eran propiedad “de la nueva Congregación”. Tras la intervención de la Madre Janer, pudo recuperarlos, entre ellos este querido collar familiar, marchando en el mes de abril (1882) a su casa familiar: de camino ofrendaba devotamente al Santo Cristo de Balaguer —“ofrendando, si era la voluntad de Dios, su vida al Señor como religiosa”—, de donde lo recuperará en 1917 el Rvdo. P. Tallada, S.F. que conocía esta historia por confesión sacramental de la misma Madre Colomina.
            Lo entrega en 1919 al Rvdo. P. Oromí, S.F. que, en el futuro museo del P. Fundador, debía hacer constar también la figura de la Rvda. Madre.
R.O. a J.V. Diciembre 1936.
(Blanquet, Josep M. El Coraje de la verdad. pag 270)

No hay comentarios:

Publicar un comentario