miércoles, 23 de enero de 2019

EL COLLAR. UN ITINERARIO VOCACIONAL


IREMOS DANDO A CONOCER  ALGUNOS OBJETOS SIGNIFICATIVOS QUE PERTENECIERON A NUESTRA COFUNDADORA. 


Cuando la vigilia del día de la Purísima de 1874 inició el noviciado con las Rvdas. MM. Concepcionistas de la Villa de Tremp, la Rvda. M. María Manuela de San Tadeo (en el siglo Manuela Colomina y Agustí), entre sus pocas y sencillas pertenencias, pudo entregar como sencilla dote, entre algunas pertenencias y diferentes bienes agrícolas, este collar de oro que heredó de su madre, que había fallecido años antes y que era un bien familiar.

MAESTRA DE VIDA CONSAGRADA



¿Qué es consagrarse a Dios? Centenares de libros eruditos tratan hoy sobre la vida religiosa. Pero si tuviera que definirlo de manera rápida y sencilla yo diría que consagrada es aquella persona que tiene a Dios en el centro de todos sus afectos. Que vive afectivamente en Dios, por Dios y para Dios.
M. Encarnación afirmó con rotundidad que se sentía llamada a ser toda de Dios “desde la cuna”. Los obstáculos diversos que encontró, muy graves a veces, no consiguieron des-centrarla: su afecto estaba en Dios.
Vamos a ilustrarlo con dos momentos, inundados de afecto, en los que vemos, a través del sencillo gesto que hace, cómo reafirma su consagración al Señor. Y no se trata del gesto “oficial” de una profesión religiosa…veámoslos: