sábado, 9 de marzo de 2019

9 DE MARZO






9 de marzo es una fecha emblemática para la Congregación. 

En 1877 y tras un largo itinerario vocacional Manuela Colomina entró en el noviciado que las Hijas de la Sagrada Familia tenían en Horta (Barcelona).
Recordemos que anteriormente había entrado en las Concepcionistas de Tremp, donde estaban sus dos hermanas, pero tuvo que salir por motivos de salud. De 1875 a 1877 permaneció en su casa natal, visitó balnearios y se sometió a operaciones. Pero, sobre todo, se dejó guiar por san José Manyanet.

domingo, 3 de febrero de 2019

PEREGRINACIÓN EQUIPOS DIRECTIVOS



Como parte de la formación que reciben los equipos directivos de los colegios de España, los días 1 a 3 de febrero un grupo de los casi cincuenta docentes que hoy asumen responsabilidades en nuestros colegios, realizó una peregrinación a nuestros  ”lugares santos” con el fin de realizar una inmersión “in situ” en el carisma, en nuestra historia y espiritualidad. Con el fin de compartir y crecer como educadores Nazaret.
El día 1 de febrero a las 13h comenzaba la peregrinación en el Colegio “Jesús, Maria i Josep” de Sant Andreu. Risas, abrazos y alegría de reencuentro. Con la amable acogida del P. Taulats y el P. Calvet nos fuimos situando tras dejar las maletas en recepción. Se llegaba de Canarias, Madrid y Catalunya y se llegaba con muchas ganas pese al esfuerzo de dejar familia… ¡Pero crecer vale la pena!

miércoles, 23 de enero de 2019

EL COLLAR. UN ITINERARIO VOCACIONAL


IREMOS DANDO A CONOCER  ALGUNOS OBJETOS SIGNIFICATIVOS QUE PERTENECIERON A NUESTRA COFUNDADORA. 


Cuando la vigilia del día de la Purísima de 1874 inició el noviciado con las Rvdas. MM. Concepcionistas de la Villa de Tremp, la Rvda. M. María Manuela de San Tadeo (en el siglo Manuela Colomina y Agustí), entre sus pocas y sencillas pertenencias, pudo entregar como sencilla dote, entre algunas pertenencias y diferentes bienes agrícolas, este collar de oro que heredó de su madre, que había fallecido años antes y que era un bien familiar.

MAESTRA DE VIDA CONSAGRADA



¿Qué es consagrarse a Dios? Centenares de libros eruditos tratan hoy sobre la vida religiosa. Pero si tuviera que definirlo de manera rápida y sencilla yo diría que consagrada es aquella persona que tiene a Dios en el centro de todos sus afectos. Que vive afectivamente en Dios, por Dios y para Dios.
M. Encarnación afirmó con rotundidad que se sentía llamada a ser toda de Dios “desde la cuna”. Los obstáculos diversos que encontró, muy graves a veces, no consiguieron des-centrarla: su afecto estaba en Dios.
Vamos a ilustrarlo con dos momentos, inundados de afecto, en los que vemos, a través del sencillo gesto que hace, cómo reafirma su consagración al Señor. Y no se trata del gesto “oficial” de una profesión religiosa…veámoslos: