martes, 31 de octubre de 2017

UN PEQUEÑO GRAN PASO



























Los pasos, al caminar, son pequeños, lentos casi siempre. Pero con ellos se hace el camino… y así pasa con la Causa de canonización de M. Encarnación. En 2016 se entregaron las Actas a la Congregación de las Causas de los Santos, en Roma. Se nombró a M. Ramona Gabarró como Postuladora para la fase romana y a M. Monika Horch administradora para los bienes de la Causa… y, por fin, este pasado 13 de octubre de 2017 la Congregación para las Causas de los Santos aprobó el decreto de validez jurídica de la Investigación Diocesana realizada en Barcelona desde el 15 de septiembre de 2015 hasta el 13 de septiembre de 2016. En él se reconoce que en la fase diocesana del proceso de canonización de Madre Encarnación Colomina se han recogido conforme a las normas establecidas las pruebas documentales sobre su vida y virtudes y los testimonios sobre su fama de santidad.

Días después del Decreto de validez, que pone en marcha todo el “camino romano” de las Causas, se pidió el nombramiento del Relator de la Causa, y se presentó como colaboradora histórica a M. Dolors Gaja. También se recogieron los siete volúmenes de la “copia pública” de la Investigación diocesana.
Parecen pasos cortos, pequeños. Pero nos alegran porque nos acercan a la meta, aún lejana, del reconocimiento, por parte de la Iglesia, de la santidad de nuestra Cofundadora. Ahora puede iniciarse la preparación de la Positio, el estudio de la vida y virtudes de Madre Encarnación, que será examinada en distintas comisiones y congresos de la misma Congregación romana, los cuales darán su parecer sobre la heroicidad de sus virtudes.
Y mientras algunas personas escriben, escudriñan archivos, etc. nos toca a todas dar a conocer y expandir la devoción a M. Encarnación Colomina. No escatimemos esfuerzos, seamos creativas y comuniquemos esos pequeños favores a la Comisión histórica. La Santa Sede valora como factor determinante para llegar a una canonización que la fama de santidad no sólo exista, sino que vaya creciendo. ¡Que no quede por nosotras dar a conocer a nuestra Cofundadora!
Damos gracias a Dios y a la Sagrada Familia por este nuevo paso, con el deseo de ver pronto reconocido por la Iglesia el ejemplo de santidad de M. Encarnación.
En la festividad de Todos los Santos ella, desde el cielo, nos emplaza a ser santas. Porque “la santidad es posible” (San José Manyanet).



No hay comentarios:

Publicar un comentario