sábado, 25 de junio de 2016

CONOCIENDO A NUESTRA COFUNDADORA (XII)







 
DE NUEVO EL SILENCIO Y LA ORACIÓN

Como a todos los santos  el camino de cruz será vivido por M. M.ª Encarnación. A nivel interno se desata una lucha de poder entre las religiosas antiguas que, quizá, teniendo más experiencia que M. M.ª Encarnación, nunca obtuvieron tanta confianza del fundador como ella. Una campaña soterrada de desprestigio comienza. Las acusaciones que sobre ella vierten son nimias: que si es demasiado exigente, que si mira excesivamente el dinero que se gasta¼ Nunca una acusación seria. No les da motivos: las casas, con ella, han prosperado y su conducta religiosa es intachable.
Pero al morir el fundador (1901) la lucha estalla. Se suceden los enfrentamientos y la división interna se agrava. Los años que van de 1901 a 1905 son de auténtica cruz para M. Colomina. Mujer realista y juiciosa, sabe el terreno que pisa y no se engaña. Pero cree en la bondad y en la fidelidad y se refugia en la oración. Sufre en silencio desprecios y abiertos rechazos. Creyéndola débil e incapaz de gobernar, la idea de sustituirla va cristalizando entre las religiosas más antiguas. Los Hijos de la Sagrada Familia ven desconcertados el deterioro de la obra que el padre Manyanet tanto amaba; finalmente el Vicario Episcopal convoca capítulo general con el fin de elegir gobierno propio.

M. M.ª del Pilar Mas, tercera superiora general y biógrafa de M. M.ª Encarnación afirma sobre la situación que se creó:

Dada su firmeza de carácter y mal comprendida, sin bastante claridad por parte de los que nos dirigían, confundiendo su mucha valía y cualidades de gobierno poco comunes con otras muchas que la adornaban, por deficiencias y falta de virtudes, empezóse a cargar la atmósfera en este sentido y determinaron, de acuerdo con nuestras Madres graves, celebrar el primer Capítulo General. Ya conocía nuestra amadísima Madre el suelo que pisaba y preparóse para ello con mucha serenidad y santa paz, dispuesta a cumplir la santa voluntad de Dios, como lo había manifestado en varias ocasiones y particularmente a su Secretaria, la que no creía llegase a suceder tal cosa, por carecer todavía el Instituto de personal apto para el gobierno, a no ser que, pasando por encima de todo, se acudiese a la que el Director escogiere” (M. M.ª Pilar Mas, Biografía de la madre Encarnación Colomina).


LAS OBRAS DE MISERICORDIA ESPIRITUALES EN M. ENCARNACIÓN




Consolar al triste
                  
La tristeza forma parte de la vida humana. Pero también la forma el consuelo. A veces entendemos el hecho de consolar de forma restrictiva: una palabra de ánimo, un abrazo, un poco de atención…No hay duda de que todo eso forma parte de la capacidad de consolar y M. Encarnación practicó con sus religiosas, principalmente con las enfermas, con su familia, cuando el dolor y la muerte los acechó, y con otras personas, amigas, sacerdotes etc, esa obra de misericordia.

miércoles, 22 de junio de 2016

UN LUGAR MUY QUERIDO POR NUESTRA COFUNDADORA



La concesión del título de Basílica se concede a algunas iglesias que por su importancia pastoral, histórica o cultural tienen especial relevancia. Por ello nos alegramos mucho que, respondiendo a la petición efectuada por el Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, Mons. Joan-Enric Vives,el Papa Francisco haya concedido el título a una iglesia que fue, para M. Encarnación, el origen de su vocación a vivir el carisma de san José Manyanet
Está previsto que la celebración solemne de la concesión de este título de Basílica que honra la Diócesis de Urgell, y un Santuario tan importante como el Santo Cristo de Balaguer, tenga lugar coincidiendo con las Fiestas del Santo Cristo, el próximo 9 de noviembre y que la celebración esté presidida por el Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives.
Una buena noticia para todos...

sábado, 18 de junio de 2016

LAS OBRAS DE MISERICORDIA ESPIRITUALES EN M. ENCARNACIÓN




Perdonar las injurias

Desde joven el perdón forma parte de la espiritualidad de M. Encarnación. Ella se sabe perdonada y redimida por Cristo y desea configurarse con Él perdonando y recibiendo el perdón como escribe en su Testamento espiritual:  
Protesto en virtud del presente testamento que no sólo perdono todas las injurias y ofensas que se me hayan hecho de cualquier manera que sea, amando a mis enemigos, encomendarles a Dios y estimarles con un amor de caridad verdadera según nos manda Jesucristo, sino que también pido perdón a todos los que de cualquier manera ya haya ofendido y agraviado, queriendo hacer desde ahora y continuar siempre todos aquellos actos de cristiana que me hará hacer la Iglesia, nuestra madre, cuando me administrará los últimos sacramentos”.  

martes, 14 de junio de 2016

MEDALLA DE M. ENCARNACIÓN

Este año la vida de M. Encarnación fue uno de los temas estrellas del camino de formación laical en el grupo de GÜímar (Tenerife). Una de las primeras sesiones fue la presentación por parte de M. Dolors de la vida de nuestra Cofundadora, avisando que este año el "examen" ya tradicional sobre san José Manyanet se sustituiría por un "examen" sobre M. Encarnación. Y hasta junio quedó el estudio...
Claro que hubo alguna avispada que grabó toda la ponencia y una semana antes del encuentro final - 12 de junio- el audio sonaba en todos los móviles...¡incluso en la cama!
Así vinieron ellos preparados, compitiendo por el "sobresaliente"...

Pero esta vez la sorprendida fue M. Dolors, asesora del grupo, pues antes de comenzar la última reunión recibió una preciosa medalla - la primera y extraoficial- de M. Encarnación y san José Manyanet.

Muchísimas gracias! 

 

sábado, 4 de junio de 2016

CONOCIENDO A NUESTRA COFUNDADORA (XI)


LA RESTAURACIÓN



La fundación del Colegio Nuestra Señora de los Ángeles

En 1896 el obispo de Barcelona reconocía, por fin, la comunidad de Santa Ana que establece así, oficialmente, el colegio San José. Animado por esta circunstancia, el padre Manyanet decide abrir un colegio en el barrio de la Sagrera y de nuevo piensa en M. M.ª Encarnación.
El 3 de noviembre de 1898 se inauguraba el nuevo centro del cual M. M.ª Encarnación es superiora. El colegio Nuestra Señora de los Ángeles tiene especial importancia porque es la primera casa que va a permitir dedicarse a la enseñanza y educación en plenitud. La obra es de Rubió i Bellver, discípulo de Gaudí. Los comienzos son muy pobres y, de momento, viven de las tareas domésticas —lavado y planchado de ropa— que muchas realizan, entre ellas M. M.ª Encarnación. Ella sabe que para Barcelona se necesitan “jóvenes instruidas” y pone al frente de las clases a las mejores. M. M.ª Encarnación está habituada al trabajo desde muy niña. Y, a pesar de ello, nunca ha debido emplearse tan a fondo para que la obra se sostenga económicamente.