jueves, 21 de abril de 2016

UN 23 DE ABRIL...



El 23 de abril de 1879 M. Encarnación Colomina profesa como Hija de la Sagrada Familia en el Noviciado de Horta (Barcelona). A primeros de abril de 1879 la Superiora del noviciado de Sant Andreu de Palomar, M. María del Buen Consejo Flix, había presentado al Obispo Urquinaona la petición para la profesión de nueve novicias, entre ellas M. Encarnación.


El Obispo delegó para la exploración canónica de la voluntad de las novicias – una forma de asegurarse de que todas actuaban con libertad- al párroco de Sant Andreu, D. Jaime Costa. En el interrogatorio, realizado el mismo día 23 una vez concluidos los ejercicios espirituales, M. Encarnación contestaba:

Y habiendo sido sobre el primero de los interrogatorios adjuntos [M. Encarnación Colomina]
         Dijo: Que en el siglo se llamaba Manuela Colomina y Agustí, natural de Os de Balaguer, de treinta años, hija de los consortes José y Rosa.
         2.º Sobre el segundo dijo: Que tiene gracias a Dios verdadera vocación a la vida religiosa, la cual sintió ya desde la infancia, pero que hasta ahora no había podido realizar por motivos contrarios a su voluntad; y que no la han movido a tomar esta resolución otras causas que el mejor servicio de Dios y salvación de su alma.
         3.º Sobre la tercera dijo: Que gracias a Dios tiene la salud y robustez suficientes para sobrellevar los trabajos y las obras de mortificación que impone la regla de la Comunidad; y que le parece tener la instrucción suficiente para cumplir las obligaciones de la Religión.
         4.º Sobre el cuarto dijo: Que lleva un año y cuatro meses de noviciado, y éste sin interrupción; que no fue seducida ni obligada por fuerza, miedo u otra manera a entrar en religión y vestir el santo hábito; sino que por el contrario tuvo que luchar largo tiempo con los de su familia que la querían hacer desistir de su vocación a la vida religiosa.
         5.º Sobre el quinto dijo: Que conoce bien los votos que ha de emitir, que son los de obediencia, pobreza y castidad, que conoce también la regla que ha de profesar y las obligaciones que una y otros imponen, las cuales todas promete cumplir exactamente en cuanto Dios la inspire; así como los deberes y oficios de enseñanza que se han impuesto a la Comunidad.
         6.º Sobre el sexto: dijo que todo cuanto declara lo hace con entera libertad sin presión ni influencia alguna extraña; que tampoco quiere ni necesita más tiempo para meditar su resolución; mas antes querría ya haber profesado mucho antes pues este es su constante deseo.”

Una vez el párroco firmó el acta, el P. José Manyanet presidió la ceremonia de la profesión religiosa que se celebró con solemnidad el mismo día 23 de abril de 1879. Con ella profesaron Sor Trinidad [Giralt], Sor M.ª de la Visitación [Campanyá], Sor M.ª Inés [Feliu],  Sor M.ª Gertrudis[Fornells], Sor M.ª Purificación[Pascual],  H[erma]na. Rosalía [Ges], H[erma]na. Casilda [Riu] y H[erma]na. Brígida [Bonell] .
Por unas notas del P. Ramón Oromó S.F. sabemos que:
“En el momento de su profesión religiosa, vestida de novia y con una corona de flores en su cabeza y con este collar familiar al cuello, como única pertenencia, ante la Madre Janer y el Padre Manyanet, el 23 de abril de 1879, se consagró como Hija de la Sagrada Familia”.
Es una imagen que podemos reflexionar. El P. Manyanet ya ha sido reconocido santo y M. Anna M. Janer y M. Encarnación están camino de los altares…
Porque los santos forman constelación…

El 23 de abril de 1888 el P.Manyanet, P. Mullol, M. Encarnación y la stra María Bayer salían de Barcelona a Roma para participar en el jubileo de León XIII con motivo de sus bodas de oro sacerdotales y visitar también Loreto. El viaje en tren duró 52 horas, todo un progreso de velocidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario