sábado, 14 de noviembre de 2015

SUMA Y SIGUE


La Delegación de España-Camerún-Australia- Indonesia ha escogido como lema para este año del Centenario de la muerte de nuestra Cofundadora “Suma y sigue”.
La idea de sumar es siempre positiva. Porque es muy difícil – si no imposible- ser original en el bien y lo nuestro es sumar, añadir, hacer crecer. Y crecer es el verbo de Nazaret. La Iglesia está llamada a crecer y lo hace desde ese pequeño gesto de bien que es levadura, grano de mostaza.


Sumar es reconocer que otro nos ha precedido en el Bien y, en definitiva, que el que nos precede es el Sumo Bien, Dios. Pero han sido los santos los héroes de la suma y así lo hizo nuestra Cofundadora.
Ella se suma a Cristo al cual se adhiere desde niña, desde siempre. Y se suma al carisma que Dios regala al mundo a través de Manyanet.

Tras sumar, viene el seguir. Seguir supone tener capacidad de recreación, de adaptación, de dar nueva lectura a la esencia que se nos ha transmitido. Porque aunque nos sumemos a Cristo hay que recrearlo día a día para el s. XXI; aunque nos sumemos a Manyanet y a nuestra Cofundadora hay que recrearlos.

Sin duda alguna, M. Encarnación fue la primera en hacer una recreación femenina del carisma manyanetiano. Ella sumó al hogar todo su ser y su ser de mujer.
Seguir indica también saber que la carrera es tan importante que sobrepasa la propia vida y entonces se convierte en tarea de todos: unos comienzan y otros siguen.

Y ello presupone también correr con tal entusiasmo que la alegría de la carrera se contagie a otros.

M. Mª Encarnación hizo una buena carrera, libró un buen combate y nos transmitió el testigo. Ahora hay que sumar, hacer crecer el patrimonio de Nazaret y seguir encarnando en el s. XXI el carisma de Manyanet.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario