domingo, 1 de noviembre de 2015

OCURRIÓ EL PRIMERO DE NOVIEMBRE...

                                                                       Noviciado de San Andrés de Palomar

Un mes después de la muerte de Caixal, ocurrida en Roma el 26 de agosto de 1879, Casañas ordena una nueva visita a la Institución femenina el 26 de septiembre de 1879 y delega para ello al P. Francisco Aguilera s.j. 
En el nombramiento que Casañas enviaba al P. Aguilera establecía ya  dos presupuestos que determinarán el resultado de la visita: que la Congregación fue fundada por el difunto prelado Dr. Caixal y que las casas de Barcelona dependen de la diócesis de Urgell mientras no se apruebe el Instituto. Se inicia el crisol de la prueba de nuestra Congregación y en ella destacó con luz propia  M. Mª Encarnación Colomina.


         El 7 de octubre de 1879 el obispo Casañas comunicaba a todas las superioras la visita del P. Aguilera como delegado suyo.
El Padre Aguilera comenzó su visita por Llivia; le siguió el Hospital de la Seu d'Urgell, Talarn, Cervera, Alguaire, Granadella y Oliana. Dejaba para el final la visita que presentía más conflictiva, la de la casa noviciado de San Andrés  que se había trasladado a la casa “Querido” en la calle Casas Nuevas de San Andrés; llegaría a esta comunidad el día 1 de noviembre de 1879.

Cuando llega el P. Aguilera la comunidad estaba presidida por M. Encarnación, que tenía 30 años y cinco meses de profesión; había además siete  profesas, dieciséis novicias y siete postulantes.

Guiadas por M. Encarnación, esta fue la única casa mayoritariamente fiel a Manyanet. El informe del P. Aguilera, extraviado, debió ser muy negativo pues el 13 de diciembre del mismo año el obispo destituía a nuestro Fundador.

Para la discípula fiel comenzaba, tal día como hoy, su vía crucis particular. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario