sábado, 17 de octubre de 2015

DOMUND: DESEO EXTENDER EL AMOR DE CARIDAD A TODAS LAS PERSONAS DE TODO EL MUNDO …



Este domingo celebramos el Domund, primer día mundial que se inventara en la historia. Vale la pena recordarlo, ahora que hay tantos días mundiales de…
Tenemos presentes los misioneros, aquellos que, siguiendo el evangelio de manera radical, han dejado tierra, casa, cultura y familia para evangelizar  los confines del mundo con la sola certeza de que Jesús va con ellos.


Nuestra Congregación es misionera. La iglesia sabe bien, al escoger a Teresita de Lisieux como patrona de las misiones, que se puede ser misionero desde la vanguardia, desde un claustro o desde una silla de ruedas.

Al recordar a nuestras misioneras de vanguardia recordamos el espíritu misionero de nuestra Cofundadora que ya antes de entrar escribe: “deseo extender el amor de caridad a todas las personas de todo el mundo” y  “es mi voluntad cooperar sino realmente, a lo menos con los deseos, de cuantas obras buenas se harán hasta el fin del mundo” (testamento espiritual). Y cuando profesa las Constituciones de 1874 en San Andreu de Palomar, se rige por las de 1884 en el piso de la calle Santa Ana y vuelve a profesar las de 1894 en Aiguafreda lo hace con la disposición de ir “a cualquier punto y lugar que la obediencia les ordenare”.

Se podría afirmar que si bien M. Encarnación casi nunca traspasó las tierras catalanas sí debió sembrar en su más cercana colaboradora, M. Pilar Mas, el sueño misionero ya que ésta, siendo ya Madre General en 1926,  deseaba “ir a América”. Tampoco ella pudo realizar el sueño pero sí lo trasmitió a M. Cecilia Cros que hizo florecer la semilla nacida en Os de Balaguer: deseo extender el amor…a todas las personas del mundo.

Al recordar y rezar por nuestras misioneras, celebremos también que somos, todas, sembradoras de sueños misioneros.
Como ella, como nuestra Cofundadora. Por eso, la imagen de esa mujer que nunca salió de Catalunya se halla ya presente en Indonesia. Seguramente, la joven que escribe el Testamento Espiritual en 1873 no tenía ni idea de que existiera isla Flores. Pero allí está, realizando su sueño a través de sus hijas y bendiciéndolas para que sean ellas las que extiendan el amor de caridad a todas las personas del mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario