viernes, 2 de octubre de 2015

CONOZCAMOS NUESTRA COFUNDADORA (II)

                      Casa natal de M. Mª Encarnación


¿VOCACIÓN RELIGIOSA O PROPUESTA MATRIMONIAL?

Desde muy niña, desde la cuna, dirá ella más adelante, Manuela quiere ser religiosa. Ella atribuyó siempre esta vocación a la intercesión de su madre. Pero en el momento de decidirse, una fuerte lucha se desata en su interior. El amor y respeto filial parecen exigirle que renuncie a sus deseos. Que también la hija pequeña desee ser religiosa resulta muy duro para el padre y surge la oposición familiar.
A ello se añade el consejo de un sacerdote que le señala sus obligaciones como hija. Recibe alguna propuesta matrimonial y todos parecen esperar que acepte la petición y forme una familia cristiana. La tormenta se desata en el corazón de Manuela, que se debate entre lo que todos le aconsejan y aquello que su corazón desea profundamente. Un sueño providencial la llevará a tomar la decisión de consagrarse a Dios, rompiendo toda traba familiar. A partir de este momento todos respetaron su vocación y el mismo sacerdote que le había aconsejado el matrimonio se convirtió en su gran apoyo.

La elección del Instituto no fue difícil. Conocía a las Concepcionistas de Tremp desde niña y tenía allí a sus dos hermanas. Conoce también al sacerdote que dirige espiritualmente a las religiosas, el padre José Manyanet, que es director también del colegio San José, de los religiosos Hijos de la Sagrada Familia que acaba de fundar. A través de su director espiritual, don Ramón Grifé, Manuela comienza a cartearse con el padre José Manyanet. Hay constancia de su correspondencia desde 1871.

Decidida a consagrarse a Dios y superada la oposición familiar, ingresó en las Concepcionistas de Tremp. El 7 de diciembre de 1874 comienza el noviciado, en ceremonia presidida por el sacerdote José Manyanet, recibiendo el nombre de hermana M.ª Manuela de San Tadeo. No obstante, las dudas sobre si ese es su lugar han comenzado ya, y al iniciar el noviciado se acentúan hasta tal punto que María Manuela enferma. Saldrá, requerida de cuidados, en enero de 1875.

No hay comentarios:

Publicar un comentario